Como siempre, el usar tráfico incentivado puede ser buena o mala idea. Depende de para qué se use y cómo se use.

A menudo pensamos: “¡Quiero una campaña increíble!” ”¡Quiero que todo salga perfecto!” “¡Muchos registros”! “¡Un millón de instalaciones!”

Pero quiero todo esto con un coste bajísimo. En tal caso, lo más probable es que te encuentres con tráfico incentivado ¿Y entonces qué? 😱

Este tipo de tráfico suele hacer saltar todas las alarmas y de hecho, es un tipo de tráfico que está infravalorado. Sin embargo, dependiendo del objetivo que tenga nuestra campaña puede ser un tipo de tráfico súper satisfactorio. Todos lo ven como el tráfico malo pero, ¿ si no es tan malo?

Diferencias entre tráfico incentivado y no incentivado.

¿Qué es el tráfico incentivado?

Es aquel tipo de tráfico en el que se ofrece una recompensa al usuario a cambio de completar una acción entre las que destacan instalar una aplicación, completar la visión de un video, interactuar etc…

Es cierto, que este concepto lleva demasiados años en nuestras vidas pero todavía existe un gran debate respecto a las ventajas de campañas con tráfico incentivado o con tráfico no incentivado.

¿Qué es el tráfico no incentivado?

A diferencia del tráfico incentivado, con no incentivado nos referimos aquel que no se ofrece ninguna recompensa a la audiencia. Es el usuario el encargado de tomar una decisión de descargar la aplicación mostrando un interés real.

Objetivos del tráfico incentivado

Campañas a CPI (Coste por Instalación)

Imaginaros que hablamos de una campaña con objetivo CPI (Coste por instalación) ¿Para este tipo de campañas es malo el tráfico incentivado?

La respuesta es sí. Malísimo. Es cierto que obtenemos una gran cantidad de instalaciones en un tiempo récord, pero también es cierto que esas instalaciones pueden irse tan pronto el usuario no esté conforme con la App o simplemente utilice esa instalación como una forma de ganar vidas para un juego, monedas virtuales o minutos de juego; así nunca tendríamos una cantidad de usuarios fijos que puedan dar uso a la app.

Campañas a CPL (Coste por Lead)

Si hablamos de campañas con objetivo CPL (Coste por Lead) la cosa cambia. El tráfico incentivado, en este caso no es tan mala idea ya que estamos hablando de conseguir leads,es decir , que el usuario haga algo por nosotros: que se suscriba a una newletter, que descargue algún programa, que introduzca sus datos etc…

Por lo que en esta campaña todas las instalaciones que lleguen a nuestra App con tráfico incentivado pueden ser de gran ayuda para llegar a conseguir el siguiente paso de nuestra app.

Campañas a CPA (Coste por Acción)

Y en una campaña con objetivo CPA (Coste por Acción) el tráfico incentivado sí que puede ser una buena elección. Vas a pagar por las veces que consigan la acción por ejemplo realizar la primera compra o suscribirte al servicio. Es cierto que tendrás un volumen de instalaciones no interesadas en el uso de tu App, pero también es cierto que no vas a pagar por ellas, por lo que puedes considerarlas instalaciones gratuitas. Probablemente con menos interés que una instalación orgánica, claro, pero que al menos pueden repercutir en la visibilidad de tu App. Y, no nos engañemos, ¡los usuarios son usuarios! Tal vez puedas encontrar un público objetivo que no consideraste antes.

Sin duda, es importante saber para qué estamos utilizando la opción de incentivado y ahora que ya conoces las diferencias y opciones puedes ser un buen argumento para tal vez replantear tu estrategia de adquisición de usuarios.

Recuerda, EMMA puede ayudarte a que todas tus campañas sean rentables ya sea con incentivado o con no incentivado.