A la hora de medir el éxito de una app, se suele pensar en KPIs como el número de descargas, usuarios activos o las sesiones por usuario. Estas métricas son útiles y fáciles de medir, pero necesitamos un mayor contexto para poder evaluarlas y sacar el máximo potencial de ellas.


En este sentido, el stickiness o índice de adherencia es una de los KPIs más valiosos que podemos utilizar, ya que nos ayudará a medir los “fans” que tiene nuestra aplicación. Veamos cómo podemos calcularlo y cómo puede ayudarte en la estrategia de crecimiento de tu negocio móvil.

¿Qué es el stickiness y cuál es su significado? 

El stickiness, también conocido en marketing como la “pegajosidad” de un producto o índice de adhesividad, es una métrica que nos indica el porcentaje de usuarios que usan nuestra aplicación a diario

Esta métrica está directamente relacionada con otras ampliamente utilizadas en app marketing: los usuarios activos diarios (DAU) y  los usuarios activos mensuales (MAU). Estos KPIs son valiosos, pero no dicen nada sobre la calidad de los usuarios y su comportamiento. Es aquí donde entra el stickiness.

¿Cómo calcular el Stickiness Ratio?

El stickiness se obtiene dividiendo los usuarios activos diarios (DAU) entre los usuarios activos mensuales (MAU) y multiplicando el resultado por cien. Expresado en porcentaje, esta fórmula nos dará el índice de pegajosidad.

Una forma sencilla de interpretar un índice de adherencia del 40%, es que “de los usuarios que usaron tu app en los últimos 30 días, cuatro de cada diez la usaron de forma diaria”. Es decir, tu app forma parte de su vida cotidiana.

Si bien, se trata de una métrica aparentemente sencilla, cada aplicación necesita un enfoque personalizado y se puede ajustar para obtener insights aún más significativos.

Aplicaciones de juegos u otras como Instagram y Spotify, en las que se espera un alto uso por parte de los usuarios, emplean los usuarios activos diarios para calcular esta métrica. Sin embargo, las aplicaciones en las que se estima un uso menos frecuente, podrían centrarse en utilizar sus usuarios activos semanales (WAU) para obtener un índice que se ajuste más a su realidad. Un ejemplo serían las aplicaciones bancarias.

Qué es el DAU, el MAU y el WAU de una app

Algo a tener muy en cuenta a la hora de calcular nuestro stickiness ratio es qué consideramos como usuario activo. Lo que entendamos por esta métrica dependerá de cada negocio. Pero una vez la entendamos, podremos medir y conocer aquellas que nos ayudarán a conocer la adhesividad de nuestro producto. 

  • Usuario activo: usuario que realiza una interacción definida previamente. Para un banco, puede ser un usuario que ha realizado una transferencia. Para un comercio electrónico, añadir un artículo a la lista de favoritos o a la cesta de la compra.
  • Usuarios activos diarios (DAU): total de usuarios únicos que interactúan con tu aplicación en un día determinado.
  • Usuarios activos diarios (MAU): total de usuarios únicos que interactúan con tu aplicación en los últimos 30 días.
  • Usuarios activos semanales (WAU): el número de usuarios únicos que interactúan con tu aplicación en un periodo de 7 días.

Beneficios de medir el Stickiness para hacer crecer tu app

Como hemos mencionado, el índice de adhesión nos ayuda a medir los usuarios que son fieles a nuestra aplicación, algo que afecta directamente a la duración de la relación con el cliente. Por ello, controlar y mejorar el stickiness puede ayudarte en los siguientes puntos:

Rotación de usuarios

Una mayor permanencia de los usuarios en la aplicación reducirá directamente la rotación constante entre los usuarios nuevos que llegan a tu app y los que la abandonan. Esto ayudará a reducir la dependencia de la captación de nuevos usuarios y mejorar así la salud de tu negocio móvil. Retener a un usuario es mucho más fácil que captar a otro nuevo, por lo que estarás ahorrando recursos y dinero si te centras en mejorar la fidelidad.

Aumentar el valor por usuario

La base de la compra es la confianza. Cuanto más confíen los usuarios en tu aplicación, más fácil será aumentar las ventas. Mantén a tus usuarios más activos al tanto de las últimas novedades, planes de suscripción y productos de tu app. 

Incremento de reviews en las apps stores

Un cliente fidelizado es un cliente plenamente satisfecho. Partiendo de esa base, será mucho más fácil conseguir que dejen buenas recomendaciones en las apps stores, un factor clave para posicionarse en este competitivo mercado.

¿Cómo aumentar tu índice de adherencia o pegajosidad?

Ahora que ya conoces la importancia de la adherencia, veamos qué puedes hacer para mejorarla.

Gamificación

La formación de hábitos es una de las claves para conseguir la adherencia. Para lograr experiencias “pegajosas”, debemos recompensar a los usuarios cuando interactúan con nuestra app. Aquí es donde entra el papel de la gamificación para premiar a los usuarios más activos y animar al resto a seguirlos. 

Puedes otorgar insignias a los usuarios que más kilómetros han hecho dentro de una app de salud, crear tablas de clasificación donde se muestren las personas con mayor puntuación en tu app de juegos, crear retos…

Disparadores mentales

Los disparadores o gatillos mentales son estímulos que influyen directamente en la toma de decisiones. Estos disparadores pueden ser imágenes o textos que representen un estímulo para el usuario, por lo que debemos conocer en profundidad sus motivaciones y en qué momento del recorrido del cliente se encuentran.

De esta forma, puedes enviar notificaciones push a tus usuarios indicando la acción que deseas que realice: realizar una reserva, pedir comida o consumir un cupón de descuento.

Aportar valor desde el primer momento

Las primeras impresiones que se lleve el usuario de tu aplicación determinará en gran parte que vuelva o no. Optimizar el proceso de onboarding para que sea lo más satisfactorio posible puede ser una gran manera de comenzar esa duradera relación con el cliente. 

Un buen onboarding ayudará a mitigar la curva de aprendizaje. Pero recuerda hacerlo ameno y divertido (puedes emplear la gamificación). De no ser así, podrías causar el efecto contrario y acabar espantando al usuario.

En definitiva, el stickiness ratio es un KPI a tener muy en cuenta si lo que buscas es comprender el comportamiento de tus usuarios. Sin embargo, es una métrica que debes adaptar a tu sector y caso específico, ya que una app bancaria no puede buscar tener la misma pegajosidad que una aplicación social. Llevar un control del stickiness te ayudará a tener una visión más profunda del punto en el que se encuentra tu producto digital y, sin duda, incrementarlo aportará numerosos beneficios a tu negocio.