Si tienes un negocio, harás lo que sea para verlo crecer, eso es indudable. ¿Pero sabes realmente qué funciona en el 2018? La respuesta es clara: Growth Hacking (o cómo aprovechar al máximo los recursos online para hacer crecer un negocio hasta las nubes).

El mundo digital es una fuente imparable de nuevas profesiones: Expertos en SEM y SEO, Social Media Managers, Community Managers, Digital Analyst, E-Commerce Manager, Copywrittter, etc. Y todas ellas tienen un objetivo común muy importante para cualquier empresa. Tienen que saber como hacer crecer un negocio en los medios online.

La primera vez que leí este concepto fue en una publicación que algún marketero hizo en Twitter. Y la verdad no me llamó la atención. “Otro término más para sumar a la eterna lista que ya existe en el sector del marketing digital”.  Pero aparecía cada vez más en nuevas publicaciones, hasta que no pude resistir mi curiosidad. ¿Qué es el Growth Hacking? Y empecé a investigar.

Nacimiento del Growth Hacking

Si perteneces al mundo del márketing y los negocios digitales seguro que ya has oído hablar de Growth Hacking en más de una ocasión. Y si no es así, no te preocupes. En este empezamos por los comienzos, la historia y el nacimiento del Growth Hacking.

En el mercado actual las empresas deben estar en constante evolución, adaptándose a las técnicas, recursos y medios de forma constante para lograr un alto índice de crecimiento. La combinación de técnicas de marketing y el conocimiento informático fue lo que dio lugar al Growth Hacking.

La primera persona en utilizar el término “Growth Hacker” fue Sean Ellis en un artículo de 2010 “Find a Growth Hacker for Your Startup”. Sean Ellis trabajó para empresas como Dropbox, y logró obtener mucho éxito. Defendía que un Growth Hacker debía ser un profesional emprendedor, analítico y creativo, con el único objetivo de lograr el crecimiento de una empresa.

Pero el término no se hizo conocido hasta que dos años más tarde Andrew Chen escribió un artículo que se hizo viral llamado “How to be a growth hacker”.

¿Qué es el Growth Hacking?

El Growth Hacking combina diferentes técnicas y herramientas de marketing y programación para hacer crecer un negocio de forma innovadora y en el menor tiempo posible. En otras palabras, se trata de sacarle el máximo partido a los recursos online.

El Growth Hacking ha estado cogiendo mucha fuerza en los últimos años, en especial entre startups que quieren hacer crecer su negocio con un bajo presupuesto de inversión.

Da igual a lo que se dedique tu empresa. Si quieres que crezca, incorpora una estrategia de Growth Hacking.

¿Alguna vez has invitado a un amigo a una página web para conseguir un descuento, una promoción, acceder a algún contenido extra o conseguir una nueva funcionalidad? ¡Pues eso es Growth Hacking!

¿Y un Growth Hacker?

Un Growth Hacker no es un marketero cualquiera. Los profesionales del Growth Hacking se definen como “los genios del crecimiento online”.  Pero no solo se dedican a implantar estrategias de crecimiento, también se encargan de testar y analizar qué elementos funcionan en una estrategia. Y si ninguna estrategia ya existente funciona, crean una nueva.

Me gusta definir esta profesión como un híbrido entre el marketing y el desarrollo del producto.

Hacer ajustes en una web, cambiar el estilo de narración en redes sociales, implementar promociones/sorteos… Son algunas acciones sencillas que contempla un Growth Hacker para aumentar el número de usuarios, el posicionamiento, la visibilidad, o fidelizar clientes que ya tenías. ¡Y lo mejor es que se pueden conseguir muy buenos resultados con una mínima inversión!

Infografía de EMMA que explica de forma sencilla que es el Growth Hacking.

Características del Growth Hacker

1. Creativo

Si tienes una startup seguro que buscas diferenciarte de tu competencia, ser original, innovador y actual. Y para ello necesitas un profesional que tenga estas habilidades, que se sepa que es lo que necesita tu público.

2. Inovador y emprendedor

Como ya mencionamos los Growth Hackers no solo se encargan de implementar estrategias de marketing ya existentes. Si no de encontrar una que se adapte a sus necesidades. ¡La crean! Son profesionales muy hábiles a la hora de crear y diseñar soluciones innovadoras para tu empresa.

3. Analítico

Lograr el crecimiento de un negocio es casi imposible sin tener datos y resultados de las acciones que estamos llevando a cabo. Es muy importante medir todo lo que hacemos para saber que ideas están funcionando y cuales no. El Growth Hacker deberá dominar el análisis estadístico, saber hacer reports, conocer herramientas adecuadas para llevar a cabo este análisis, testar elementos o funcionalidades, hacer pruebas, etc. Y lo más importante, saber interpretar y utilizar los datos.

4. Tecnológico

Es fundamental no solo tener conocimientos de marketing digital. También de otras disciplinas y herramientas tecnológicas como pueden ser el diseño y la programación.

5. Investigador

La curiosidad mató al gato, pero creó al Growth Hacker. Estos profesionales están al día de nuevos cambios, herramientas, tendencias, estrategias, etc. . Para ello pasan gran parte de su tiempo investigando nuevas formas de comunicarse con los usuarios, de entenderlos y darles lo que quieren.

La curiosidad mató al gato, pero creó al Growth hacker.

¿Cómo crear una estrategia de Growth Hacking?

Una estrategia de Growth Hacking no funciona solo con startups. Si tienes un negocio, y quieres hacerlo crecer deberás implementar una estrategia de Growth Hacking en tu plan general de marketing.

5 fases para completar una estrategia de Growth Hacking.

1. Darle al consumidor lo que necesita

Encontrar el producto adecuado para el público adecuado. Ese producto/servicio tiene que tener un valor añadido que haga que los usuarios lo quieran frente a la competencia. Una vez esté en el mercado, hay que conocer qué es lo que piensan los consumidores sobre él. Y mejorarlo.

2. Encontrar el “Growth Hack”

El Growth Hack es esa funcionalidad que hace que el producto sea parte del marketing para atraer a los clientes. En otras palabras, el punto fuerte de tu producto/servicio.

3. Potenciar esa funcionalidad

Expande tu producto/servicio hasta el infinito, cualquier estrategia para lograrlos es válida. Decirlo es fácil, pero lograrlo no tanto. En esta fase se busca hacerlo viral, puedes utilizar estrategias para que los propios clientes lo compartan y extiendan, aumentando su visibilidad. Expande tu producto/servicio, cualquier estrategia para lograrlos es válida.

4. Fidelizar clientes y optimizar resultados

Mejora la UX, la calidad del servicio, tu producto, etc.  De lo que se trata es de aumentar nuevamente el valor añadido. Si logras que tus clientes estén satisfechos al 100% los convertirás en una de tus mejores bazas para lograr nuevos clientes.

5. Volver a empezar

El Growth Hacking se basa en el crecimiento continuo de un negocio. Deberás experimentar con cosas nuevas. Una vez hayas creído alcanzado tus máximos resultados, cuestiona todo lo que has hecho hasta e momento, analiza y determina cómo podrías mejorarlo.

Técnicas y herramientas de Growth Hacking

Como ya explicamos anteriormente, el Growth Hacking consiste en hacer crecer un negocio a través de diferentes técnicas y herramientas de las siguientes áreas: automatización, analítica, marketing digital, desarrollo de producto, gestión del tráfico, captación de usuarios, investigaciones de mercado, etc.

Algunas de las tácticas más utilizadas son:

  • Las redes sociales
  • La publicidad no convencional
  • La estrategia SEO/SEM
  • Gestión de blogs
  • E-mail marketing
  • Creación de contenidos (infografías, vídeos, gifs..)
  • Retargeting
  • Marketing de contenidos

Si quieres conocer más tácticas no dudes en ponerte en contacto con el equipo de expertos de EMMA.