Seleccionar página

Sí, más que recomendación parecería una acción obligada, o al menos una buena práctica:  en cualquier actividad que requiere montar plataformas y procesos en conjunto, la acción del bosquejo o esbozo de los mismos es un paso importante para que toda acción o implementación pueda ser llevada a cabo de manera satisfactoria.

La importancia de la planeación en cualquier negocio

Los procesos de planeación, para cualquier empresa o negocio, son realmente importantes: prácticamente, sin procesos no hay espacio para identificar áreas de oportunidad, limitando así el espacio para la mejora continua.

En cierto sentido, un flujo de marketing automation es como ver una serie de piezas de Lego embonando directamente unas con otras, en donde el quitar una de las piezas significaría modificar el sentido y arquitectura de toda la estructura.

Eso es lo que algunos profesionales del marketing automation han venido implementando de algún tiempo atrás al día de hoy, como Brad Martineau de la empresa Sixth Division.

Tus flujos del marketing automation como piezas de Lego

A grandes rasgos, el que veas tu flujo de marketing automation como una serie de Legos ensamblados, ayudará a que psicológicamente puedas examinar causas y efectos de una manera más sencilla e incluso hacerlo en equipo, tal y como lo marca la ahora famosa metodología de Lego Serious Play.

Si ya lo percibiste, el ensamblar un flujo de marketing automation a través de figuras Lego permite que todos los miembros clave se impliquen en el proceso de planificación de estrategias y de elaborar el camino del usuario.

Visiones compartidas

Por supuesto, para una buena sesión de «construcción Lego» se sugiere la existencia de un facilitador cualificado, pero a ciencia cierta esto es algo que tu equipo de trabajo y tú pueden echar a andar desde las oficinas.

La idea es que a través de un concepto base, como es el armar el flujo de marketing automation de tu plataforma o app, se pueda construir una estructura relacionada que busque dar solución a cada una de las necesidades planteadas para el usuario; la maqueta, al final, termina siendo un reflejo de las propias percepciones del modelo y proceso de comunicación con el mismo.

Lo interesante de todo esto es que por el hecho de hacer explícitas las ideas que cada miembro de la sesión tiene en mente, la visión en conjunto se comparte y se enriquece; ahora imagina que todo lo anterior lo puedas montar con alguno de tus clientes meta como participante de la sesión, ¡Las posibilidades se vuelven infinitas!

Así como los Legos, existen muchas otras formas creativas y colectivas para montar un flujo de marketing automation, ¿Cuál se te viene a ti en mente? Esperamos tus comentarios.

Comments

comments