Seleccionar página

La publicidad programática surge tras el auge de las nuevas tecnologías, y las plataformas digitales. Y su principal ventaja es que funciona de manera casi automática para impactar a aquellos consumidores que están realmente interesados en el anuncio.

La publicidad programática es uno de los tipos de publicidad que más crecimiento está experimentando debido a sus buenos resultados. Y es una de las principales tendencias en el marketing online. Pues gracias a ella los consumidores pueden obtener información sobre temas que realmente le interesan.

Permite conectar una marca con el público más adecuados para ella, en el momento y el contexto más óptimo. Aumentando así la probabilidad de que los consumidores potenciales realicen una conversión.

En otras palabras, aumenta la efectividad del anuncio al mismo tiempo que optimiza los gastos y los recursos.

¿Cómo funciona la publicidad programática?

Este sistema establece una relación mediante algoritmos entre los diversos espacios online, y el perfil de audiencia que buscan los anunciantes.

La compra programática de espacios publicitarios por parte de los anunciantes se realiza en tiempo real de una forma totalmente automatizada. A este sistema se le llama RTB (Real Time Bidding). Explicado de forma sencilla consiste en establecer la disponibilidad de espacios para que los compradores pujen por ellos. “Subastar en tiempo real los espacios publicitarios”.

Real-Time Bidding

Cuándo una persona entra una página web con espacios publicitarios, se recogen datos sobre ese usuario y se crea un perfil del visitante. Esta información, el lugar, la hora y el tipo de página web influyen a la hora de elegir el anuncio que se va a colocar en ese espacio.  Y lo más sorprendente es que todo el proceso se realiza de forma casi inmediata.

Dejo aquí una infografía de IAB Spain y Contversion que explica el funcionamiento de la publicidad programática.

Principales actores que participan en el proceso de compra programática

Ad Exchanges

Son plataformas que funcionan a modo de marketplace. Ponen en contacto vendedores de espacios publicitarios con sus posibles compradores. En ellas se ofrecen las impresiones al mejor postor (el que ofrece el mejor precio). Ese precio que ofrecen los compradores se determina en una DSP.

DSP’s (Demand Side Platforms)

Se traduce como plataforma de demanda. Sirven para optimizar la puja o el precio que van a ofrecer los anunciantes. Gracias al Big data y la recogida de datos sobre usuarios y demanda (perfil sociodemográfico, historial de conversiones, audiencias…), las DSP’s relacionan la información y determina pujas para los anunciantes.

SSP’s (Sell Side Platforms)

Se traduce como plataforma lateral. Esta plataforma recoge información de todos los medios donde se pueden anunciar las empresas, y sus audiencias. Y se encargan de optimizar los resultados de los distintos espacios publicitarios. Logrando así los mejores ingresos para soportes y medios.

Trading desk

Es el equipo humano que tiene un anunciante o una agencia para trabajar en el proceso de compra programática. Su función principal es la compra de audiencias de la forma más eficiente posible, combinando diferentes plataformas y herramientas (ad exchanges, DSP’s, soportes..)

Ventajas de la publicidad programática

Una de las ventajas más obvias es la agilidad del proceso. Las negociaciones son más rápidas y el tiempo invertido en todo el proceso se reduce drásticamente en comparación con el que se le dedica a la compra de espacios publicitarios de forma tradicional.

Como segunda ventaja tenemos las posibilidades creativas. Para un mismo producto pueden realizarse diferentes versiones y utilizar distintos formatos, adaptados al público al que te diriges y al medio/soporte/espacio publicitario en el que va a aparecer el anuncio.

Y la tercera ventaja, cómo no, es la eficacia de los anuncios. Con la publicidad programática el anunciante lo que está pagando es el número de personas con el perfil que busca, que han visto su anuncio, en un momento y contexto adecuados. Asegurándose que su mensaje llegará a la persona adecuada en el mejor momento posible, y reduciendo el riesgo. Y aumentado de esta forma la probabilidad de que esa persona realice una conversión.

Conclusión

En la publicidad programática, no se trata de que un anuncio sobre zapatillas aparezca en una web de calzado. Sino de que se muestre a aquellos usuarios que realmente estén interesados en comprar un par de zapatillas. Independientemente de cuales sean las páginas que está visitando.

Según Zenith la proporción de publicidad comprada en el modelo programático aumentará un 67% a nivel global en el año 2019. Si esta previsión se cumple será porque algo en este modelo de publicidad funciona bien, ¿no?

Si te ha resultado interesante y quieres saber más sobre cómo funciona la publicidad programática, te dejo el enlace directo al Libro blanco de compra programática y RTB publicado por IAB Spain.

¡Esto es todo por hoy! Recuerda que puedes aprender más sobre marketing digital en nuestro blog.

Comments

comments

Share This