Seleccionar página

En 2016, Reuters sacó a la luz una publicación titulada «News Alerts and the Battle for the Lockscreen«, en donde se puntualizaba el inicio de una «nueva guerra» en la era de la información digital a través de las notificaciones en el smartphone o en el ordenador.

La guerra por la primera pantalla

Esta publicación puntualizaba como los marketers, publicistas y todos aquellos integrados en la industria digital veían la combinación de las aplicaciones y las notificaciones como la clave para reconstruir las relaciones con los usuarios de manera directa y crítica.

Según reportes de Newman en 2016, la cantidad de notificaciones empleadas por las aplicaciones y portales de medios masivos (prensa) se ha triplicado en los últimos 3 años (conforme al 2016); palabras más, palabras menos, el concepto de la «notificación» es comprendida como una de las funciones de automation más importantes: las push notifications o notificaciones push.

Y venga, que no sólo son los medios tradicionales o la prensa quiénes han encontrado su camino a través de las push notifications: prácticamente toda aplicación que tenga una intención de ser «consumida» por sus usuarios, en contenido o producto, encuentra en las push notifications un escape a estar en lo que es verdaderamente la pantalla de inicio de tu móvil, es decir, la pantalla de cuando éste está bloqueado.

¿Por qué son tan importantes las push notifications hoy en día?

Colocar el mensaje correcto en las manos del usuario correcto, y en el momento correcto, es el «deber-ser» de todo esfuerzo de marca por gestionar push notifications.

En EMMA, gracias a la inteligencia de nuestra plataforma, tú puedes llevar tus push notifications mucho más allá del envío de un mensaje o alerta, pues perseguimos (junto contigo) un mismo objetivo, que es motivar a los usuarios y recuperar a los perdidos para que mejoren el uso de tu aplicación, derivando en mejores ratios de conversión.

Es a través de la gestión de las push notifications el como tú puedes lograr tus objetivos de marca, sea derivar información en primicia o provocar una intención de consumo. Hacer esto requiere que sigas buenos principios como:

  1. La personalización del mensaje enviado a cada usuario.
  2. La elección precisa de la acción que el usuario debe de realizar al interactuar con la notificación en el móvil.
  3. Enviar y/o programar las notificaciones en el horario adecuado, idealmente adecuándose al horario local del dispositivo.
  4. Medir los resultados en tiempo real y de manera segmentada para que observes el verdadero retorno de inversión de estos esfuerzos.

 

Como puedes ver, las notificaciones son hoy de lo más importante en tu estrategia de activación, contenidos e interacción con los usuarios, ¿Qué estás haciendo para lograrlo? Contáctanos y prueba EMMA si quieres ir un paso más adelante en este tema.

Comments

comments