Seleccionar página

Ya son 24 los meses de EMMA como empresa independiente, y sí, ¡seguimos creciendo!

¡Cómo pasa el tiempo! Ya han pasado 2 años desde que EMMA se constituyó como compañía independiente y, como hicimos el año pasado, me gustaría compartir algunas reflexiones.

Está claro que el primer año fue determinante. Necesitábamos demostrarnos que aquella locura maravillosa, aquella aventura de un equipo cargado de ilusión, tenía sentido. El primer año lo dejó claro; duplicar sobradamente nuestra facturación y asentar el equipo y el producto nos demostró que la idea era viable.

En nuestro segundo año el reto se mostraba, si cabe, aún mayor: llevar la facturación hasta el millón de euros.

El objetivo nos parecía realmente ambicioso pero necesario. ¿Cómo conseguir que una compañía pase de los 300K al millón de euros en 2 años? Sinceramente, creo no éramos conscientes del reto que estábamos asumiendo. Sin duda estábamos eufóricos por los resultados del año anterior y nos mostramos más valientes que nunca.

La clave fue convencernos de que para llegar a un nuevo destino debíamos buscar un nuevo camino; «si quieres tener resultados diferentes, haz las cosas diferentes». Está claro, para ganar más dinero no hay que trabajar más sino tener mejores ideas.

Así que, nos pusimos al lío.

Tecnología vs Servicio

Nuestra primera decisión fue separar tecnología y servicio.

EMMA lleva trabajando desde 2012 con grandes clientes: Privalia, Vodafone, CaixaBank o Santander son algunos ejemplos. Este viaje ha aportado al equipo un gran conocimiento sobre el mercado y nos ha permitido establecer mejores pautas para gestionar las necesidades de nuestros clientes y muchas veces esto era independiente a la tecnología utilizada.

Decidimos ampliar el espectro de nuestra capa de servicios y poder ofrecer todo ese conocimiento tanto a clientes de EMMA como a clientes de otras tecnologías. Una decisión arriesgada, pero estábamos convencidos que teníamos mucho más que aportar.

Con el objetivo de poner este conocimiento a disposición de cualquier App, el 1 de Abril nacía ARDE, la agencia de expertos en marketing móvil.

Como todo nuevo proyecto, fue necesario retocar y ajustar conceptos e ideas preconcebidas. Esto nos llevó varios meses hasta dejar la compañía en pleno rendimiento y desde Septiembre su funcionamiento es impecable. Ayudamos a nuevas Apps que trabajan con EMMA, Appsflyer, KOCHAVA o Mixpanel a conseguir sus objetivos y a su vez este trabajo nos aporta un nuevo conocimiento muy valioso sobre la evolución del sector. ¡Hemos cerrado el círculo!

Nueva forma de trabajar

Una de las cosas que teníamos claras desde el primer momento es que, para que el nuevo proyecto funcionara, ambas compañías debían ser totalmente independientes. Así evitaríamos la dependencia entre compañías «hermanas» que muchas veces conlleva el lastre de la más pequeña.

Para conseguir esta separación real, tuvimos que revisar nuestra forma de trabajar de arriba a abajo. Establecer nuevas herramientas para la gestión diaria de cada compañía como una gestión de presupuestos trimestral (en lugar de anual) o la gestión de la tesorería mensual (en lugar de trimestral). Y así, un largo sin fin de modificaciones que nos ha traído de cabeza en los últimos meses pero que a día de hoy está funcionando realmente bien y nos ha enseñado mucho más de lo que habíamos aprendido hasta ahora sobre la gestión de una compañía.

Crecimiento

Pero sin duda, el mayor reto ha sido redimensionar al equipo. Para poder hacer hueco al nuevo escenario era necesario tener equipos independientes. Esto implica un equipo más grande, claro, y ha sido muy importante el saber dimensionar según las necesidades. Y es que a final de 2018 EMMA y ARDE ya está formado por 15 profesionales. Un equipo espectacular, bien escogido y que está haciendo que este sueño maravilloso de hace 24 meses sea a día de hoy una maravillosa realidad.

¿Qué podemos esperar de 2019?

El primer objetivo es claro: seguir divirtiéndonos con lo que hacemos.

Como no podemos parar quietos, ya tenemos dos nuevos proyectos dando sus primeros pasos. ¡Esperamos poder anunciarlos en los primeros meses del año «a bombo y platillo»!

No queremos aburrirnos haciendo haciendo siempre lo mismo, año tras año, así que asumimos la reinvención constante como un axioma.

Y es que, si no te gusta lo que haces, ¿para qué lo haces?

 

Comments

comments